10 Consejos para obtener el máximo rendimiento a tu lavavajillas

10 Consejos para obtener el máximo rendimiento a tu lavavajillas

El otro día os hablábamos en Soro Natural Solutions sobre la importancia que tiene utilizar abrillantadores para que la vajilla o la cristalería saliera súper reluciente del lavavajillas. Hoy, queremos profundizar un poco más en este ámbito con unos cuantos consejos para obtener el máximo rendimiento a tu máquina lavavajillas.

1.No prelaves los platos a manos. Es una pérdida de agua, de jabón, y de tiempo. Únicamente, retira los trozos de comida (un lavavajillas no es un triturador de comida), y ayuda, eso sí, a eliminar manchas de grasa que sepas que va a costar quitar.

2.No lo llenes demasiado. Poner la máquina semivacía es un lujo (ecológico y económico) que no podemos permitirnos. Pero sobrecargar el lavavajillas también es un error, ya que seguramente, el agua y el detergente no llegará a toda la vajilla. Así que llena el lavavajillas en su justa medida.

3.Coloca bien los platos y los demás elementos que quieres lavar. Si los superpones y amontonas, solo conseguirás que las piezas no se laven de forma correcta.

4.Coloca la cubertería bien. Los cuchillos, con el mango hacia arriba (evitarás que te cortes o pinches), los tenedores, con el mango hacia abajo. Y las cucharas, unas hacia arriba, y otras hacia abajo, para evitar que se tapen unas a otras y se laven bien. Además, evita que si estás lavando tenedores de distintos materiales, se toquen entre sí. Si vas a lavar plata, lo más acertado es estar atentos para sacarla del lavavajillas antes de que comience el ciclo de secado.

5.Las fuentes grandes, siempre en el espacio inferior. Si las colocas en el espacio superior, puedes conseguir que el agua no circule correctamente y que el resto de piezas no se laven bien.

6.La mayor parte de las ollas y sartenes pueden lavarse ya en el lavavajillas. Eso sí, en la parte inferior.

7.Los utensilios de plástico, mejor en la bandeja superior si queremos evitar que la resistencia los estropee en el caso de que la resistencia esté al descubierto. Si está cubierta, colócalos donde quieras.

8.Cuidado con los programas cortos. Los programas cortos y a baja temperatura son cómodos por su rapidez, pero hay que usarlos con cautela, ya que suelen servir para limpiar copas, o tazas. Piezas que no tengan demasiados restos, o para cuando tienes el lavavajillas a medio llenar, y tienes que salir de viaje. Pero si lo usamos de forma habitual para lavar nuestra vajilla, y lo hacemos con la dosis de jabón que solemos poner en los lavados largos, lo que conseguiremos es que el exceso de jabón no reaccione con los restos de comida y se vaya acumulando en el desagüe, pudiendo provocar obturaciones en el mismo.

9.Los programas largos, utilízalos solo si tienes el lavavajillas llenos. Para lavar unos cuantos platos, es mejor que utilices un programa corto. De lo contrario, lo único que harás será gastar agua y energía de forma innecesaria.

10.Haz un lavado sin carga al mes. Para mantener el lavavajillas en buen estado, es bueno que hagas un lavado al mes de máxima duración sin carga para limpiar la máquina y los desagües.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.