La importancia de lavarse las manos para combatir enfermedades

La importancia de lavarse las manos para combatir enfermedades

Monedas y billetes, teclados de ordenador, pomos de puertas, pasamanos, saludos con otras personas… las manos son una fuente de infecciones más importante de lo que pensamos. Sabemos que las manos, en contacto con superficies contaminadas, virus, bacterias, hongos o parásitos que causan muchas (y peligrosas en ocasiones) enfermedades. Y a fin de cuentas, las manos lo tocan todo. 

De ahí la importancia de lavarse las manos de forma habitual para desinfectarlas y evitar el contagio de diversas enfermedades.  La propia Organización Mundial de la Salud afirma que el lavado de manos reduce de forma considerable el contagio de enfermedades respiratorias, intestinales, conjuntivitis, parasitosis, entre otras.

¿Cómo se lavan las manos de forma correcta?

Desinfección de manos

Para lavarla las manos de forma correcta, lo primero que hay que hacer es lavarlas con agua tibia. Así, conseguiremos que el jabón se aplique mejor, a la par que eliminamos los microorganismos y bacterias más superficiales. El siguiente paso será aplicar el jabón (y si es desinfectante o antibacteriano, mejor que mejor). Comenzaremos aplicando, durante 20 o 30 segundos, el jabón en las palmas de las manos, sin olvidarnos de los dedos, los espacios que quedan entre ellos, llegando hasta las muñecas.  Tampoco hay que olvidarse de limpiar las uñas.

Cuando hemos terminado de aplicarnos el jabón, hay que aclarar las manos con agua abundante, y proceder al secado. En este punto, es importante secarnos las manos con toallas o servilletas desechables para evitar que las manos se vuelvan a contaminar. Si estamos en un espacio público, hay que evitar tocar la grifería o elementos del baño que puedan ser una nueva fuente de infección.

¿Cuando hay que lavarse las manos?

¿Y cuándo hay que lavarse las manos? Pues realmente, siempre que podamos, estableciendo una rutina para hacerlo en determinados momentos. Especialmente importante es lavarse cuando llegamos a casa, para desinfectarnos de los posibles virus y bacterias que hemos pillado en la calle, y también después de ir al baño.

Pero también, antes de comer, siempre que vayamos a manipular alimentos y cocinar (sobre todo cuando son crudos), después de atender a personas enfermas, tras limpiar la casa, tocar animales, o cuando hemos cambiado un pañal. También hay que intentar lavarse las manos tras estornudar o toser, si queremos evitar transmitir gérmenes a nuestra familia o a nuestros compañeros de trabajo.

SANIPLUS, Gel de manos hidroalcohólico ideal para profesionales

Desinfección de manos Saniplus

Especialmente importante es desinfectar las manos cuando trabajamos en el sector de la alimentación, de la restauración y la hostelería, en el sector educativo, o en el hospitalario. Para conseguirlo, nada mejor que optar por SANIPLUS, el gel hidroalcohólico para higienización de manos.

Formulado con aloe vera para proporcionar suavidad en hidratación en la piel y disponible en distintos formatos, SANIPLUS presenta actividad bactericida según la norma UNE-EN 1040, y  es ideal para que los profesionales lo usen de forma frecuente para limpiar e higienizar las manos de forma rápida.

Y además, no necesita aclarado. Si quieres más información sobre este, o sobre otros productos nuestros, no dudes en ponerte en contacto con SORO Global.

 

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.