Proteger la capa de ozono es cosa de todos

Proteger la capa de ozono es cosa de todos

Acabamos de celebrar el Día Internacional de la Protección de la capa de Ozono en recuerdo de aquel 16 de septiembre de 1987 en que se firmó el Protocolo de Montreal relativo a las sustancias que agotan la capa de ozono.  Y sin duda, este es un buen momento para recordar la transcendencia que tiene conservar esta capa para garantizar la vida en la Tierra.

La capa de ozono es un franja de gas que protege a nuestro planeta de los efectos nocivos de los rayos solares. Y de ahí, la importancia que tiene para preservar la vida de la Tierra. Desde hace varias décadas, la capa de ozono está en peligro por la emisión de productos contaminantes, con el consiguiente peligro para el ser humano, y para el medio natural en general.

Capa de ozono

Tras la conmoción inicial, y con el imparable aumento de los casos de los casos de cánceres de piel (al disminuir la capa de ozono los rayos ultravioletas del sol pasan con más facilidad), instituciones, empresas y ciudadanos de todo el mundo se pusieron manos a la obra para eliminar y reducir el uso de sustancias que afectan a la capa de ozono para frenar su deterioro e intentar su recuperación. Gracias a esos esfuerzos, la capa de ozono ha comenzado a recuperarse (el agujero se ha reducido un 20%), disminuyendo de esta manera la radiación ultravioleta que llega a la superficie del planeta.

 

Pero aún así, aún queda mucho por hacer, para terminar de proteger esta barrera protectora ante los rayos solares, un factor clave en la lucha contra el cambio climático que estamos sufriendo. Por nuestra parte, seguiremos trabajando como siempre por la sostenibilidad de nuestra producción para contribuir a la lucha contra el cambio climático, con productos con la etiqueta Ecolabel, o poniendo nuestro granito de arena con el Sello CeroCo2.

 

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.